Inspire

| Las Olimpiadas: de la tradición al escándalo



Si el deporte cae en un segundo plano y los medios de comunicación no cubren los éxitos y récords sino las acusaciones de dopaje, las investigaciones sobre corrupción, las diversas actividades delictivas o la falta de interés por parte de los espectadores, entonces se podría pensar que los Juegos Olímpicos están en crisis.

Años de entrenamiento para poder vivir este momento único; los Juegos Olímpicos suponen para los atletas profesionales un punto culminante en sus carreras. El estar allí es ya una recompensa a las innumerables horas en las que han llevado sus cuerpos al límite. Una medalla olímpica supera a todas las otras ganadas. Sin embargo, las Olimpiadas son también un evento lleno de contrastes. En otros eventos apenas se viven la alegría y la tristeza, la tensión y el alivio tan unidos como en los Juegos Olímpicos. Un sueño hecho realidad para aquellos atletas que han podido participar y un mito para los que no. No obstante, el verano de 2016 en Río de Janeiro ha mostrado más veces que nunca la otra cara de la moneda: la euforia sin límites convive con un gran escepticismo.



Read Whole Article ...